¿Por qué nos gusta tanto escuchar música?

Desde que nacemos, escuchamos una serie de sonidos que nos son ajenos, pero que terminaremos amando o repudiando. Lo primero que oímos constantemente es la voz de nuestras madres, que nos arrullan para dormirnos.

Luego van surgiendo otros entre los que se encuentra la música. La música básicamente es una serie de sonidos que suenan de forma armónica, pero a fin de cuentas, ¿qué hace posible que podamos escuchar música?

La música, como cualquier sonido, es una onda que necesita propagarse a través de un medio: el aire, y por ello es que en la tierra somos capaces de escuchar prácticamente lo que sea, a diferencia del espacio exterior, en el que los sonidos son inaudibles.

La música está definida por lo que llamamos escala musical, compuesta por una serie de notas llamadas do, re, mi, fa, sol, la, sí. Existen subdivisiones a partir de estas notas, pero lo cierto es que los sonidos en la música son numerosos.

Es difícil decir que haya personas a las que no les guste la música, pero si hay algo que es concluyente es que a no todas las personas les gusta el mismo tipo de música.

Estudios psicológicos de la música

Algunos expertos pueden hacer un perfil psicológico de sus pacientes a partir del tipo de música que escucha, sin embargo eso no es algo definitivo, ya que existen individuos a los que pueden gustarle varios estilos musicales a la vez.

Por ejemplo, a las personas extrovertidas puede gustarles la música pop y la electrónica. A los introvertidos le atraen géneros como el soul, el jazz o la música clásica. A los coléricos y rebeldes les gusta el rock n’ roll, mientras que las personas calmadas prefieren el reggae.

En todo caso, cada estilo musical refleja una emoción diferente en cada quien, y por supuesto si esta música está unida a un evento agradable o desagradable, repercutirá en el estado anímico del individuo.

¿Cuándo es propicia la música?

La música es una expresión netamente subjetiva. Habrá quienes se abstengan de poner música cuando alguien haya fallecido, en memoria de quien fenece, pero también habrá aquellos que hagan caso omiso de esa creencia.

Definitivamente la música es un punto de referencia para quienes se ejercitan, o para quienes hacen tareas cotidianas en casa, de modo que se pase rápido la hora del aseo.

Habrá quienes incluyan música para no sentirse solos, o porque sencillamente el silencio les perturba, pues hay muchos que opinan que el silencio puede llegar a ser ensordecedor.

También es empleada como medida de seguridad, ya que hay cerrajeros 24 horas en barcelona que opinan que la música actúa como elemento disuasorio para espantar a los malhechores.

¿Qué sería de nosotros sin la música?

Claramente no sería igual, ya que se ha hecho presente en momentos históricos, protestas y bandas sonoras de películas. Habrá quienes se quejen de los nuevos géneros musicales que van surgiendo, pero lo cierto es que la música no dejará de ser.

Las temáticas que podemos encontrar en las canciones de Rock

Podemos decir que el Pop tiene un atractivo que encanta a las masas, el Jazz dispone de una belleza que solo es apreciada por pocos, mientras que la música electrónica (sea cual sea su época) ha sido creada para el baile y el disfrute.

Sin embargo, el rock es uno de los pocos géneros que recopila lo mejor del mundo de la música, y por supuesto el factor de las letras es algo que no podía dejar de mencionarse.

Cuando se escribe la letra de una canción, ciertamente se hace con una intención, de modo que gustará a aquellos que se sientan identificados con esa composición.

Por ello mencionaremos algunas temáticas que se tocan en las canciones de rock, que ciertamente son muchísimas, pero estas son las que han repercutido en que este género se haya consolidado.

  1. Amor

Como dicen muchos, el amor es lo que mueve al mundo y es un tema que no se ha dejado de tocar en los muchos tipos de música, incluido el rock n’ roll.

Los cantantes no solo pueden relatarte una historia de amor, o de cuánto tiempo quieren permanecer con su pareja (que lo digan los Beatles o The Ramones), sino que también el desamor ha tenido éxito entre los fans.

¿Quién no ha experimentado el amor o el desamor? Las canciones de rock han sido eficientes en mostrar esos sentimientos, ya que los autores han pasado por lo mismo, por lo que ahora es tiempo que el público escuche estas canciones como parte de la banda sonora de sus vidas.

  1. Protesta

El rock es un género que ha servido para expresar la opinión de cantantes y grupos influyentes, al punto que han repercutido en la conciencia de quienes oyen la este género musical.

El rock de los setentas tiene mucho de eso, y se rumorea que en Estados Unidos se tuvo que crear la música disco, porque la influencia del rock era tal que debía contrarrestarse a través de otro género musical contagioso y que apeteciera a las masas.

Por ello se dice que el rock es sinónimo de rebeldía, y aunque la voz del rock de la época intento ser acallada, aún se conservan esos registros, escuchados aún por muchos.

  1. Cualquier tema que se venga a la mente

Cuando ya hablamos del rock de los ochentas, se habla de un rock que tiene matices de irreverencia, pero a la vez de diversión que se incluye en las letras de las canciones.

Posiblemente algunas bandas fueron fundadas solo para pasar un rato ameno con los amigos que tocan instrumentos, pero resulta que la letra tuvo un éxito sin precedentes.

Pueden hablar de cerrajeros, de cigarrillos, de mujeres y cualquier otra cosa, pero el rock tiene ese algo que hace que estas letras queden bien con su magistral música.

Al menos una canción de rock gusta entre la población, ¿o eres de la excepción que no disfruta de este género?

Consejos para disfrutar al máximo de su concierto

La mejor banda o su artista favorito está llegando a tu ciudad. Tú y tus amigos tenéis los boletos y estáis ansiosos por asistir a la cita. Antes de llegar ahí, hay una serie de cosas que debéis conocer para hacer a ese momento inolvidable por las razones correctas.

Protección auditiva

Un concierto es divertido, pero perder la audición no lo es. Invierta en unos tapones auditivos que mitiguen los altos decibelios de los altavoces.

No se preocupe por parecer raro o que sus amigos se burlen de su sensibilidad por elegir proteger su audición. Verá que no les parecerá tan gracioso cuando a la mañana siguiente les aqueje el irritante zumbido del “tinnitus”.

Los tapones para los oídos son una forma barata de evitar un problema que a la larga será más costoso.

Mantenga sus posesiones cerca

Incluso si usted ha comprado sus entradas por adelantado es muy probable que llevará algo de dinero extra para bebidas, comida e incluso una camiseta.

Aunque es admirable apoyar a la banda, no querrás enfrentarte a una situación en la que tu bolso desaparece o la billetera que tenías en tu bolsillo trasero es pisoteada o arrastrada a través de la multitud que te rodea.

Mantenga sus pertenencias cerca de usted y encuentre maneras de mantenerlas más seguras. Trate de no llevar nada que cuelgue a su alrededor, o trate de que cuelguen hacia delante de usted.

Para aquellos que tienen una billetera, trate de guardarla en un bolsillo lateral con cremallera o en el bolsillo delantero si es posible.

Beba con moderación

Siempre vaya a su concierto con un conductor designado si planea consumir alcohol. Si todo el grupo decide que ellos también van a beber, asegúrese de llamar a un taxi o fijar una hora para que alguien más venga a buscarlos a todos.

Siempre es una buena opción el usar transporte público o un taxi para asistir a un concierto. El ambiente del concierto suele ser propicio para extraviar las llaves del coche y de seguro querrá evitar llamar un cerrajero a medianoche.

Nadie debería estar bebiendo y luego conduciendo después de un concierto o cualquier otro tipo de evento. No sólo no vale la pena meterse en problemas, sino que también pondría en peligro la vida de usted, de sus amigos y de otros en el camino.

El beber en exceso también puede influir en la correcta toma de decisiones. Es indispensable mantener la cabeza despejada en un ambiente lleno de gente donde posiblemente podrías separarte de tus amigos.

Éstas son sólo algunas de las maneras en que puede hacerse responsable de su seguridad en un concierto. La seguridad para usted y para los demás es muy importante cuando participa en un ambiente de fiesta. Asegúrese de recordar usar su buen juicio.

La realidad de los integrantes de bandas de rock

Admítelo, el rock es uno de esos géneros que puedes amar con toda tu alma, o que lo puedes llegar a odiar irremediablemente, pero si hay algo cierto es que es un ritmo que no pasa desapercibido entre sus oyentes.

No se trata de un ritmo estándar, sobre todo porque cada banda ha sabido darle un toque particular, de modo que se propician nuevos subgéneros y variantes en este estilo musical.

Eso tiene una influencia marcada en el público, que finalmente llega a idolatrarles, aunque esto no depende del género musical, ya que músicos con otros estilos provocan este efecto en los fanáticos.

Ser integrante de una banda de rock no es tarea sencilla, por lo que una nueva realidad les arropa y deben ser muy sabios para sortearla a través de las distintas formas, que digamos, éstas son las más frecuentes.

Detalles de la residencia

Muchos de estos integrantes ofrecen detalles mínimos de su lugar de residencia, pues más allá de que sean figuras públicas, existe algo que se llama vida privada, y eso es sagrado para cualquier persona.

Esto significa que las medidas de seguridad de sus hogares deben ser óptimas, de modo que los cerrajeros que contratan deben instalar equipos especializados para garantizar una correcta vigilancia.

Todas las bandas de rock sin excepción tienen esta clase de previsiones, pues vivimos en una época en la que todo se puede saber, gracias al morbo de los fanáticos o detractores.

Amable, pero hasta cierto limite

El impulso que tienen los fanáticos hacia cualquier integrante de una banda de rock, es pedirle un autógrafo o una foto, pero en ocasiones la reacción del icono rock, puede ser desalentadora para un fan.

Ese cantante de rock no conoce al fan, así que es una reacción natural el que no sea efusivo recibiendo a un fanático ansioso, pero digamos que a esta cantante le toca acarrear con esa carga de ser amable.

Hay quienes la amabilidad les fluye naturalmente, mientras que a otros no, pero si no son amables eso puede generar reacciones diversas en las redes por lo que irremediablemente les toca asumir una postura “amable”, a fin de conservar su público.

Lidiar con la fama

La fama es uno de los vértices más peligrosos que una banda tiene que atravesar, ya que las giras, la cantidad de conciertos, grabaciones y demás cosas generan estrés en estos músicos.

Digamos que les sucede como a cualquier empleado de oficina, pero su estrés es 1000 veces más poderoso, ya que entretener al público y lidiar con él, es una carga que desgasta a cualquiera, por lo que muchos aunque no todos, inciden en el consumo de sustancias.

Se requiere de mucha inteligencia emocional para que los cantantes puedan salir a flote en ese mar de la fama, ya muchos mueren en el intento, tratando de sobrevivir a ella.

La crónica de la detección del suicidio de Chester Bennington

Es increíble la revolución que ha generado la muerte de uno de los mejores vocalistas del rap metal y otras fusiones, durante la última década.

Estamos hablando de Chester Bennington, que para quienes no dominan la temática de las bandas de rock, era el vocalista de Linkin’ Park, el cual fue encontrado muerto en su apartamento de Palos Verdes Estates en California.

Lo curioso de esto no es que haya practicado el suicidio, sino que haya muerto en circunstancias similares a las de Chris Cornell, también cantante de la banda Soundgarden, teniendo en cuenta que ambos eran muy buenos amigos.

Se sabe que Bennington quedo muy sentido a raíz de la muerte de Cornell, pero los expertos en psicología señalan que los suicidios no se dan por una sola circunstancia, sino que es una serie de eventos que arrastran a la victima de suicidio desde la infancia.

En todo caso, hablemos un poco más del porque una muerte como la de Chester Bennington es más notoria que la de un ciudadano cualquiera.

El hallazgo del cuerpo inerte

Debemos estar claros que, cualquier celebridad aunque respire, viva y sienta al igual que nosotros los no famosos, nunca pasara desapercibida ni aun después de su muerte.

Sobre todo en el caso de Chester Bennington que tenía un cronograma de conciertos, giras y eventos relacionados con el lanzamiento del último disco de Linkin’ Park.

Ya parecía sospechoso que Bennington no se reportase a sus actividades cotidianas, lo que origino que sus representantes iniciasen su búsqueda, preparándose para lo peor.

Posiblemente las autoridades policiales, acompañadas de un cerrajero forense se dieron a la tarea de forzar la cerradura, para encontrarse con un escenario bastante penoso.

El cuerpo de Chester Bennington yacía colgado en circunstancias extrañamente similares a las de su amigo Chris Cornell, el 20 de Julio del presente año, correspondiente al cumpleaños número 53 de Cornell.

Las razones del suicidio

Quizás las autoridades policiales y cerrajeros en eixample no pensaron que iban a encontrar ese suceso, o a lo mejor sí, no lo sabemos, pero si hay algo cierto es que el suicidio de Bennington había venido posponiéndose, y solo hacía falta un evento que propiciara su temprana ida.

Chester Bennington tuvo una infancia y adolescencia tormentosa producto del divorcio de sus padres, y de la violación por parte de un hombre mayor, lo que fomentó que se refugiase en la música, y en el consumo de alcohol y drogas.

Quizás tuvo razones por las cuales seguir luchando, pero lamentablemente el alma de Chester Bennington era demasiado frágil para soportar los embates de este mundo.

Ojala Bennington hubiese sabido apreciar el valor de la vida tal como lo hacía Roy, el Androide de Blade Runner, cuyos momentos antes de morir se perdieron en el tiempo, como lágrimas en la lluvia.

Es increíble ver como una vida se evapora, más allá de las ganas de vivir que tengas, o las que no. Esperemos que no tengamos que evidenciar la muerte de un cantante durante un buen tiempo.

Las mejores versiones

Si bien es cierto que hay muchos instrumentos, en mi opinión una guitarra despierta una pasión tan grande que el instrumento cobra vida para el músico, resultando inseparable por el arte que inspira su guitarra. Les colocan nombres que se transportan a la eternidad, y hasta lloran si por embastes del destinos sufren algún daño, se pierden o las roban, como quien pierde a un ser querido. Si parecen que cobran vida como si fuese aquel cuento tradicional done un muñeco de madera se hace niño por el deseo enorme de una carpintero por convertirse en padre.

La guitarra de un músico, no es cuestión de juego, este caso de alejarse por tiempos de sus amadas cuerdas, no dudo que las colocaran bajo la llave de un cerrajero para que la maldad o la envidia no las dañe en ningún momento. Pueden llegar a ser los tesoros más valiosos como aquellos artistas que han partido, cuyas cuerdas no serán jamás tocadas por sus amos, no hay cerrajero que le salve de la melancolía de la ausencia de su música, así las coloquen bajo llave, porque solo deberían estar en la tumba de su dueño.

Muchos artistas se han refugiado en sus seis cuerdas, no solo para generar las fortunas que los caracteriza, sino para huir los problemas personales que los aquejan e incluso para sobrellevar algunas enfermedades fatales o pasar los últimos días disfrutando del su mágico sonido. La pasión se llega a sentir por el que observa como el músico se vuelve inmerso en la melodía que olvida el espacio ambiental en el que se encuentra e incluso cree que habla con sus notas.

Los diseños que cada uno le imprime a su guitarra resultan tan interesantes, que no hay un patrón definido a seguir, no hay un color que sea tendencia e incluso las formas tienen un detalle diferenciador. Cuando se crea una guitarra, debe ser un proceso mágico que el que las esculpe y las hace nacer, les escribe en su libro de destino hacia dónde va su futuro.

En Spotify hay una lista muy agradable de canciones en español que han sido adornadas con arreglos de guitarristas excelente, no todas son un estilo único, solo son buenas interpretaciones en las cuales se destacan “gracias a la vida”, “19 días y 500 noches”, “Necesito”, “Sin documentos”, “corazón Espinado”, “Amigos” de enanitos verdes, es una lista muy variada que seguro será muy agradable disfrutar. Se podría decir que es una lista con las mejores versiones para guitarrear.

Por otro lado están las leyendas de las guitarras, en la que casi imposible no nombrar B.B. King, Les Paul, Chuck Berry, Jimi Hendrix, George Harrison, Jimmy Page, Eric Clapton y una buena variedad de virtuosos de las cuerdas, que si aún no conoces te invito a que repases sus mayores éxitos y sus trabajos más característicos, no habrás desperdiciado el tiempo en haberte penetrado en el fascinante mundo de la guitarra. Es muy posible que te guste tanto que quieras intentar sacar una melodía después de eso.